Ir al contenido principal

Romántica y Subgéneros

La novela romántica está vinculada al contexto cultural del Romanticismo que se produjo en el siglo XVIII en respuesta al racionalismo propio de los pensadores de la Ilustración que exaltaron la lógica racional por encima de la lógica del corazón. 
El Romanticismo por el contrario, pone de manifiesto el valor de los sentimientos como punto de acceso hacia la verdadera felicidad. Fue un género cultural que contó con mucha fuerza en Inglaterra y Alemania. 

... via Definicion ABC http://www.definicionabc.com/historia/novela-romantica.php

Las novelas actuales que siguen la línea del Romanticismo describe la historia de dos personas enamoradas que deben superar una serie de obstáculos para poder estar juntos ya que el destino parece que está en su contra. Sin embargo a pesar de todo, el final es un desenlace feliz.
<<Y vivieron felices y comieron perdices...>>
En el transcurso de la novela se da mucha importancia a las emociones, al mundo interior de los personajes. Si bien esta exposición sentimental puede ser presentada de manera dramática y profunda o cómica.

En resumen, las CARACTERÍSTICAS generales son: 
  • La historia debe centrarse en la relación y el amor romántico que surge entre dos personas. 
  • El conflicto en el libro se centra en la historia de amor. El clímax en el libro resuelve la historia de amor. Pueden existir otras subtramas, pero la historia de amor debe seguir siendo el tema principal. 
  • El final de la historia debe ser feliz, dejando al lector que crea que el amor entre los protagonistas y su relación perdurará por el resto de sus vidas. 

En una novela rosa, los amantes que se arriesgan a luchar por su amor y su relación acaban siendo recompensados con justicia emocional y amor incondicional. 

SUBTIPOS

Romance Histórico.

Aunque la novela rosa histórica abarca todos los tiempos y lugares los escenarios más recurrentes son la Edad Media, la del Regencia británica y la Época victoriana en Inglaterra, la conquista del Oeste o la Guerra Civil Estadounidense. 
En aquellas novelas cuyos escenarios son más originales, por ejemplo en países exóticos de otros continentes, las protagonistas siguen siendo occidentales.
En esta clase de novela, por propia ambientación, la trama y los personajes deben sujetarse a estereotipos de protagonistas como heroínas vírgenes e inexpertas sexualmente y héroes experimentados, en muchas ocasiones con tintes machistas, todo esto justificado por la época y momento histórico en que se sitúan las tramas. Las novelas históricas fueron las primeras en tener una extensión de más de 400 páginas.

EJEMPLOS: Johanna Lindsey, Amanda Quick y Jude Deveraux o mis favoritas Lisa Kleypas y Adele Ashworth.

Romántica Contemporánea.

La novela contemporánea se centra en los problemas de la pareja, y es común que se aborde la libertad sexual e independencia económica femenina. Las heroínas rara vez son tan inocentes e inexpertas como en las históricas, aunque a veces mantienen esos toques virginales, mientras que los héroes sí suelen ser libertinos, confiados y seguros de sí mismos, hombres con éxito. 

Muchas novelas rosas contemporáneas tienen un alto grado de suspense, entremezcladas con tramas policíacas, por lo que son conocidas como de suspense romántico, por ejemplo Nora Roberts.
Otras dan tintes más dramáticos, los dramas románticos, por ejempo Danielle Steele.

Chick Lit 

Este subgénero se centra más que en una relación romántica actual, en las dificultades de las relaciones estables para las mujeres modernas, mientras lidian con problemas diarios, incluyendo el sexo y el ligue, normalmente en lugares urbanos como Londres, Nueva York o Dublín. Estas novelas suelen tener un tinte más cómico.

Romance Fatástico o de Sci-Fi.

Son novelas cuya trama principal amorosa se enmarca en escenarios o situaciones con tintes fantásticos, por ejemplo, mundos imaginarios, viajes en el tiempo y utopías o distopías futuristicas. Los personajes puedes, además tener poderes mágicos o fantásticos o mostrar habilidades relacionadas con tecnología o ciencia futurística. 

Romance Paranormal.

La característica principal de este tipo de novelas se centra en la relación amorosa entre los protagonistas normalmente frustrado por acontecimientos u objetos paranormales. Por ejemplo: uno de los enamorados es humano, el otro no... 
La trama puede relacionarse con todo tipo de elementos paranormales: magia, superstición, leyenda... Los personajes, así mismo, pueden pertenecer a las diversas variedades de criaturas relacionadas con el género: vampiros, monstruos, hombres-lobo, fantasmas, brujas, mutantes....etc. Toda la atmósfera de la obra debe embeberse de toques misteriosos, mágicos y fantásticos. 


Romance Erótico.

Es, en base, una novela rosa de cualquier subgénero que otorgue mucho peso e importancia en la trama, directa o indirectamente, al erotismo y el sexo. 
Parece que su creación sea reciente, que la libertad sexual de que disfrutamos en este siglo XXI sea la razón del auge del sexo en libros, películas, televisión, videojuegos etc...
Pero no es así. El erotismo en la literatura data de mucho tiempo atrás. Incluso desde la antigua Grecia y Roma. 
Algunos de los ejemplos más recientes de éxitos de la literatura romántica-erótica son Las edades de Lulú de Almudena Grandes o Diario de una ninfómana de Valérie Tasso.

Comentarios