Criticar y ser criticado

¡¡¡Hola a Tod@s!!!

Hoy vengo a hablaros de un tema espinoso para nosotros, los escritores. ¡Las CRÍTICAS!
Tanto hacer como recibir una crítica es tema complejo, y sé que muchos de vosotros, que usáis internet para promocionaros y exponer vuestras creaciones, sois vulnerables a aquellos que se dedican a criticar.  


Bien, en primer lugar debemos diferenciar entre las Críticas Constructivas y las Destructivas. 


Una Crítica Constructiva es la que nos recalca tanto lo bueno como lo malo de nuestra obra, siempre desde el respeto. 
Este tipo de críticas no se limitan a decir que algo está mal o que no les gusta, sino que también añaden sugerencias sobre cómo podemos mejorar nuestros puntos débiles, siempre como una recomendación que podemos asumir o descartar.

Hay que valorar este tipo de críticas desde diferentes ámbitos, pueden proceder de lectores que no son expertos en la materia pero cuyas sugerencias nos pueden ayudar a saber qué funciona mejor en el mercado y cómo podemos hacer nuestra obra más atractiva; y otras que procederían de expertos dedicados al área y que nos pueden ilustrar sobre errores en nuestra narración, nuestra ortografía, la organización y estructura de nuestra trama o la personalidad de nuestros personajes. 
Éstas son críticas que debemos tomar en serio. La calidad de nuestras obras es algo muy importante, debemos escuchar a quienes nos brindan su conocimiento y sus consejos expertos de manera desinteresada y respetuosa.
En este punto es donde hacemos hincapié en cómo tomarnos las críticas.
Siempre que éstas sean constructivas debemos asumirlas con humildad, tratando de pensar en cómo incorporar esos consejos a nuestra forma de escribir y de adaptar sus sugerencias a nuestras obras. Incluso podemos pedir consejo a esas personas que nos critican para mejorar... Estoy segura de que si tanto nosotros como ellos mantenemos la mente abierta y una actitud cordial, el intercambio de ideas será más que beneficioso para ambos.

*Debo mencionar que existen los lectores cero, y los correctores de estilo. Son personas expertas que se dedican a corregir las obras, a leerlas desde un punto de vista objetivo y que proporcionan consejos para hacer que nuestra obra sea perfecta (o lo más perfecta posible) en calidad técnica y en trama.

Por otra parte, están las Críticas Destructivas. Aquellas que no se molestan en ayudarte a mejorar, aquellas que se limitan a decir que algo no está bien (desde su punto de vista) y nada más.
Hay que tener cuidado con ellas. 
Comprendo que, que alguien que ha leído tu obra te diga básicamente que no le ha gustado nada, que no tiene calidad o que tu trama no se sostiene y los personajes no son creíbles sin siquiera molestarse en mencionar nada bueno ni en sugerirte los cambios que podrían mejorar tu obra, puede hacerte sentir fatal, hundirte la moral y hacerte pensar que quizá no sirvas para esto. 
¡¡¡No te dejes pisotear!!!
Si esa persona no tiene ninguna autoridad en el campo de la escritura, ni estudios, ni publicaciones, ni nada, ignóralo directamente.
Si es alguien de renombre o con alguna experiencia, pídele con educación que no sea tan destructivo y que te eche una mano en lugar de hundirte. 

Ante todo, en este mundo debería haber compañerismo. La rivalidad en el campo literario es algo que no entiendo. 
Quien lee, lee muchos libros. Leerá el tuyo, pero también el de tu compañero escritor. No es una lucha de ventas, no es o tú o yo. 
¡Es ridículo que nos pisoteemos!

¿Habéis recibido alguna vez una Crítica destructiva?
Yo sí... Recibí un mensaje privado en FB que decía que uno de mis relatos, Amante Desconocido, que podéis leer aquí en el blog, era decepcionante, que tenía muchos errores y que, en resumen, era muy malo.

Al principio me lo tomé mal, pero luego decidí escribir una respuesta. Le dije que lamentaba que no le hubiese gustado pero le agradecía que lo hubiese leído, y le pedía por favor que me indicara qué era lo que no le había gustado para ayudarme a mejorarlo la próxima vez.
No me respondió. Ya ha pasado un tiempo.
Lo peor es que, cuando releí mi relato me di cuenta de que a pesar de que era uno de mis favoritos, ahora lo sentía mucho peor, incluso malo. Me dejé influenciar por esa crítica destructiva.
NO hagáis lo mismo.

Espero que después de leer esto, a partir de ahora, seais muy comprensivos/as tanto a la hora de recibir como de hacer críticas. Sed siempre muy respetuosos y educados, y sobre todo CONSTRUCTIVOS.

¡¡¡Nos leemos!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado esta entrada, comenta y comparte.
¡¡¡Gracias!!!