Ir al contenido principal

Redes sociales, una herramienta de doble filo


¡¡Hola a Tod@s!!

Hoy vengo a hablar de lo útiles que son las redes sociales, el gran impulso que dan a cualquier negocio y sobre todo a nosotros los escritores independientes. 

Imagen relacionada

En los años que llevamos contando con ellas, las redes sociales han demostrado su poder de difusión de información, su capacidad para ser un vínculo de comunicación y para compartir nuestras obras con un número de personas que antes hubiera sido imposible imaginar... Sin embargo, aunque yo las considero imprescindibles, también tienen su lado oscuro. Su doble filo.

¿Por qué digo esto?
Siempre ha habido lo que ahora llamamos Haters, pero es que últimamente los veo por todas partes... La gente desde luego necesita un par de valerianas.

Se dice que Twitter es un hervidero de discusiones subidas de tono, de insultos y boicots, de ciberbullying. Parece cierto y me da una pena increíble. 
Yo personalmente he visto varias situaciones así, tanto en Twitter como en Facebook, y nunca entro en ellas, pero a veces no es por falta de ganas. 
A ver... ¿Tan difícil es comprender que no todo el mundo piensa igual que tú? 

No estoy hablando de temas más controvertidos como el feminismo, la tauromaquia y tal. Estos son temas que suscitan acaloradas discusiones de las que yo me mantengo alejada porque personalmente creo que son infructuosas para todos los que toman parte y no llevan a nada más que a hacer mala leche. 

Hablo de que un bloguero haga una reseña de tu libro favorito diciendo que no le ha gustado nada. Pues si no le ha gustado, vale... ¿A ti sí? ¡Estupendo! 
No entiendo a quienes se empeñan en criticar a un bloguero por expresar una opinión que no concuerda con la de uno.
¡Dejemos a la gente vivir en paz y opinar (siempre que sea desde el respeto) lo que quiera!
Como bien dijo Voltaire: "Estoy en desacuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo"
(Por cierto, esta frase no la dijo Voltaire en realidad, sino Evelyn Beatrice Hall, una estudiosa del filósofo francés)

Hablo también de cuando como escritor recibes una crítica destructiva del tipo: "Tu libro es una mierda" y cometes el error de responder, ofendido, del modo menos adecuado: Entrando al trapo. 
Con mucha probabilidad quien haya hecho esa crítica andaba buscando tu reacción, dar qué hablar, y alimentar esa actitud no lleva a ninguna parte. 
¿Que te parece una mierda mi libro? ¡Perfecto! No te añado a mi lista de fans... Qué pena. 
Con un poco de suerte la gente se dará cuenta de que una crítica destructiva no es útil, no debe tomarse en consideración a la hora de elegir leer un libro o no.

Por otra parte, hay quienes se aprovechan de esta atmósfera incendiaria de las redes sociales abriendo temas polémicos y avivando debates que no tienen nada de civilizado simplemente para "ver el mundo arder" y si hay suerte ganar seguidores, polarizar a la gente: Lovers Vs Haters. (Parece el título de una mala peli de Hollywood)
Hay gente a la que le da igual la mala fama, para ellos es fama y punto. 

En conclusión, son este tipo de conductas las que hacen que muchas personas sean acosadas por las redes y eso me parece muy triste. Muchas personas no tienen la capacidad de no dejarse intimidar por este acoso, les afecta de verdad, a su vida personal y les crea problemas de salud serios.
Ojalá la gente tuviera más principios, ojalá hubiera una manera de evitar comportamientos de acoso a través de las redes, pero como no es así sólo espero que nunca me toque tratar con personas y situaciones de este tipo.


Comentarios