ESPECIAL TÉCNICAS. ¿Cuándo es cuento, microrrelato, relato breve, novela corta....?

Quizá en ocasiones, cuando os ponéis a escribir, dudáis sobre qué estáis escribiendo. O tal vez a veces exprimís una historia que podría dar mucho de sí en poco espacio, o alargáis un tema más bien escueto con el fin de darle la longitud adecuada... 


Es posible que os interese conocer las diferentes formas y extensiones que pueden adquirir nuestros escritos y así, encontréis el modo más adecuado de dar vida a vuestras historias.



Aquí podéis aprender los diferentes tipos de escritos con su respectiva extensión y características:



Microrrelato/ Microcuento: Debe componerse de un número de palabras muy limitado, aunque el número puede variar entre 10 y 1000 palabras. Debe contar una historia completa sólo con pequeños pedazos de información, dejando que la imaginación del lector complete los huecos.

Trata temas simples, fáciles de explicar en poco espacio (un flechazo, una pérdida, un conflicto, un viaje...)

Al no tener espacio para acción y reflexión, lo habitual es centrarse en una de las dos. Es decir, o bien hablamos de lo que una situación X ha evocado en los sentimientos de alguien, o bien describimos la situación X y los sentimientos los deducimos....



Cuento: El cuento no debería tener una extensión mayor a 10-15 páginas. El término “cuento” en lugar de “relato” nos indica que el tema será más fantasioso, infantil tal vez... Como una fábula con moraleja. Los cuentos suelen tener como protagonistas seres irreales, animales antropomórficos, seres mágicos.... Son en general historias muy simples que se narran de manera lineal y con hincapié enla acción para, finalmente, concluir con una reflexión que sería lo que entenderíamos como una lección para la vida o moraleja.

Suelen empezar con la típica frase: “Érase una vez...” o “Había una vez”



Relato Breve: La extensión de un relato puede variar entre 1 y 20 páginas y puede ser de cualquier tema o género. Es una historia compacta pero completa, debe incluir acción y reflexiones pero siempre relacionadas con una única trama, la Trama Principal.

Suele destinarse a público adulto, ya que su función no es proporcionar moralejas, sino contar una historia compleja en poco espacio. Para ello, es importante dominar la técnica de decir mucho con pocas palabras, de insinuar o dirigir al lector a una información que no está explícita en el texto, sino que debe deducirse o imaginarse.



Novela Corta: Suele constar de más de 50 páginas, pero no más de aprox.150. Debe tener una trama principal pero se permiten pequeñas subtramas que tengan alguna relación y que de algún modo apoyen a la idea principal de la historia. Puede tener varios personajes que enriquezcan la historia, además del o los protagonistas, predominaría la acción pero pueden incluirse reflexiones y descripciones breves.

Puede tratar cualquier género y se compone igualmente de una Introducción, un nudo donde se exprese un conflicto y las acciones iniciales y descendentes de ese conflicto y, finalmente una Resolución o desenlace que, al igual que en el relato, pueden ser con final cerrado o abierto.



Espero que este post os ayude a clarificar posibles dudas que pudieráis tener acerca de vuestros escritos. Ahora, ¡A escribir!



¡¡Nos leemos!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado esta entrada, ¡¡¡Comenta!!!
Muchas gracias ;)